Arte Digital

Saludos, y bienvenidos sean todos ustedes amantes del arte, la cultura, la erudición, -o en el menor de los casos de la internet- a este nuevísimo blog de propagación artística; que tiene como objetivo el difundir -ó al menos el dar a conocer- mi obra en sus diversos formatos a toda la comunidad de internautas, comenzando en está ocasión con el presente segmento de arte digital.

Sé muy bien que la mayoría de las personas que me conozcan del mundo análogo, suelen considerarme primordialmente como un cineasta empedernido, claro, en el ámbito de lo profesional; – como me conozcan primordialmente en otros ámbitos pudiera prestarse a injuriosas y probablemente bien merecidas mentadas de madre o partidas de hocico, así que no caeré en tales consideraciones, en este caso no por comodidad del lector, sino por la más ínfima seguridad propia-; para ellos pudiera parecer extraño, claro, después de indiferente en varios casos; que empezara esté blog con un algo distinto al cine, un algo acuñado también en la fraternidad de las artes visuales. Sin embargo, con una ruptura que yo mismo he hecho notoria ya más de una vez para importunar a tanto diseñador se me ponga enfrente, puesto que tal disciplina -más vale confesarlo de buenas a primeras-, no es lo que yo llamaría, de alguna manera elegante, un quehacer muy de mi agrado-y que conste que más elegante es imposible-.

Así pues comienzo mi exposición cibernética con una colección de Fotografía, fotomontaje y cartel. Suma de lo cuál concibo bajo el concepto tan ambiguo de: Arte Digital; que claro, cuan irónica es mi arte que se ha de basar en el sarcasmo que es mi vida, y está, en la parodia que es mi ser; y por el qué me gusta mofarme del ser de todos ustedes, bienvenido sea el arlequín del espejo de mano, que me diga que esto: es diseño.

Pues si de algo estoy seguro es de que esta obra se parece en extremo a los espejismos, cuando el cine y la literatura, -mis dos amantes más prolíficos-; se parecen más a los haces de luz en la lejanía que te conducen a los túneles, primero les miras desde lejos solo para acercarte lentamente y con mucho recelo, el camino será amplio y cansado, pues habrá una curiosidad que no habrá de  permitir a los pies ofrecerse la bondad de la misericordia, lleva tiempo recorrer un túnel natural, más aún cuando la distancia es incierta, cuando la mente no conoce un final, y por eso le busca, pero con el arte digital, ¡no!, ella es más agresiva, espejismo como tal y sin más, no pasan dos minutos para devorarse las arenas del desierto cuál desquiciado; el espejismo les transforma inmediatamente en nuevas verdades, y uno debe creerlas por que las tienes enfrente, solo que de una forma en extremo distinta, y que si bien con aquellos dos canallas el artista explora el túnel de primera mano, para que el camino del espectador tenga una ruta clara, aquí les muestro mis espejismos justo como salieron, gritando que son verdades, sencillas como la realidad, pero molestas, porque bajo la tierra, nadie podía escucharlas. Sin la ruta de la excavación, ni el camino del tan infantil método, solo el juguete, el arma, el tesoro y la naturaleza artificial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s